miércoles, 11 de julio de 2018

El mejor cuidado de tu cabello, lo que debes y no debes hacer

¿Sientes que a veces que tu pelo empeora su condición a pesar de los esfuerzos que haces por mantenerlo saludable? En este artículo te damos algunos consejos y trucos que pueden mejorar la salud de tu cabello.

Estoy segura también que hay días que sientes que tu cabello esta fuera de control total.

Hay ciertos consejos y trucos que puedes seguir y te pueden producir una mejora considerable. Sin la necesidad de que cambies por completo tu rutina de cuidado de tu cabello.

LAVADO

Aceita tu cabello: engrasar tu cabello antes de lavarlo es probablemente lo mejor que puedes hacer. Puedes usar aceite de coco, de oliva o de almendras para masajear el cabello y el cuero cabelludo una hora antes de entrar en la ducha.

Usa agua tibia o fría: el agua caliente puede hacerle tanto daño a tu cabello como la secadora de pelo. Lo deshidrata y produce puntas abiertas. Al lavarte con agua tibia o fría cierras las cutículas y retienes la humedad.

Evita hacer lo siguiente:

No lo frotes con rudeza: En vez de eso masajea suavemente el cuero cabelludo y el cabello con los dedos en pequeños movimientos circulares mientras te lavas con champú, para evitar que se enrede y el daño sea mayor.

No apliques el acondicionador a todo tu cabello: un gran error que muchos cometemos es aplicar acondicionador desde la raíz hasta las puntas. Solo aplícalo desde la mitad de la longitud de tu cabello hasta las puntas y enjuágalo después de dos minutos.

No te laves el cabello todos los días: es último y más importante consejo es no hacerlo todos los días. Aunque pienses que estas siendo muy higiénica, todo lo que lograrás es deshidratarlo y dañarlo más y más. Despojándolo de sus aceites naturales y hacerlo más propenso a la rotura y a la caída del cabello.

SECADO

Usa toalla de microfibra: debes pre-secar tu cabello una vez que salgas de la ducha. Si usa toalla de felpa puede enredar tu cabello demasiado, aumentar el frizz y romperlo.

Evita hacer lo siguiente:

Evita el sacado por soplado: el calor de la secadora daña tu cabello como lo hace cualquier herramienta de peinado térmico. Es mejor aplicar un acondicionador sin enjuague en todo el cabello húmedo y dejarlo que se seque al aire.

Sécalo solo después de que el cabello esta parcialmente seco: Solo utiliza el secador cuando tu cabello esté el 70% seco. Esto dará tiempo para que la cutícula del cabello se cierre y reducirá el daño por el calor.

PEINADO

Desenrédalo en la ducha: Puedes usar un cepillo de dientes anchos mientras todavía hay acondicionador en él. Esto es cuando tu cabello es suave y maleable, por lo que es más fácil y menos doloroso para desenredarlo.

Usa cepillo de cerda de jabalí o un peine de diente ancho: Para el uso diario, opta por usar este tipo de cepillo o peine para eliminar los nudos de tu cabello.

Tratamientos para nutrirlo

Aceite de oliva: Calienta un poco de aceita de oliva en un recipiente de vidrio y masajéalo sobre tu cuero cabelludo y déjalo por unos 45 minutos y luego lava normalmente.

Vinagre de sidra de manzana: Mezcla 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana, 2 cucharadas de aceite de oliva y 3 claras de huevos juntas, aplícalo en todo tu cabello. Déjalo por unos 30 minutos antes de lavarte con champú.

Si logras poner en practica estos consejos tendrás un cabello brilloso, sedoso y bien nutrido. Y te sentirás muy bien verlo feliz a tu cabello.

La entrada El mejor cuidado de tu cabello, lo que debes y no debes hacer se publicó primero en OpiniónSalud.